martes, 4 de noviembre de 2014

Baja laboral por ciática

Menea este post en Meneame.net
Cuando un trabajador solicita la baja laboral (incapacidad temporal) el empresario continúa abonando las cotizaciones a la Seguridad Social, e incluso, puede que le resulte preciso contratar a otro trabajador para sustituir al que se encuentra de baja y abonarle también las cotizaciones correspondientes, además de su salario. Por ello, durante una baja laboral el trabajador debe guardarse de hacer cualquier actividad que pueda perjudicar o ser incompatible con su estado de salud.

Precisamente porque al empresario le cuesta dinero la baja de un trabajador, existe una tendencia creciente a controlar los procesos de incapacidad temporal, por medio de las Mutuas, que parece que poco a poco adquieren más poder de control, e incluso mediante la contratación de detectives privados que vigilan las actividades sospechas del trabajador, cuando éstas sean incompatibles con su enfermedad o dificulten su recuperación.

En caso de ser corroborado por un detective que el trabajador realiza actividades incompatibles con su situación de incapacidad temporal, el empresario puede realizar un despido disciplinario por transgresión de la buena fe contractual.

En este artículo quiero hacer un análisis de diferentes casos reales relacionados con una enfermedad muy común; la ciática. Claro que argumentar si una actividad es incompatible o dificulta la recuperación de quien padece una lumbalgia ciática, corresponde al médico, y no a un abogado, sin embargo, lo que se expone en este artículo son las conclusiones sacadas a raíz del estudio de diversas sentencias.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado, puedes hacer uso de nuestro buzón de consultas.


Por regla general, salvo prescripción médica, la sanación de la ciática requiere reposo, por tanto, los esfuerzos del trabajador son incompatibles con la enfermedad citada.


Trabajos compatibles
Excluyendo de raíz los trabajos por cuenta propia o ajena, el trabajador puede realizar actividades lúdicas u ociosas siempre que no perturben la recuperación de su enfermedad.

Podemos encontrar algunas sentencias que muestran como se declaran improcedentes los despidos de los trabajadores que padeciendo ciática realizan actividades compatibles con la enfermedad, véase el supuesto de un trabajador que entrenaba a unos niños en un equipo de fútbol infantil, tampoco fue procedente el despido de una trabajadora que realizaba actos cotidianos de su vida, como ir a hacer la compra, pasear al perro, ir al banco, etc.

Es de destacar, en esta última sentencia enlazada, que el detective que vigiló a la trabajadora fotografió la carga de un electrodoméstico y posteriormente una bolsa de basura, sin embargo, el Tribunal, al no quedar demostrado el peso del electrodoméstico, ni tampoco su contenido, no pudo apreciar la incompatibilidad de ese hecho con el tratamiento por ciática.

Trabajos incompatibles
Por el contrario están los trabajos que realiza el trabajador que se encuentra de baja laboral, y que efectivamente dificultan y demoran la recuperación o bien evidencian que el trabajador está simulando una enfermedad.

Hablando de ciática, las actividades prohibidas son esencialmente físicas, las relacionadas con los esfuerzos, especialmente las cargas en la zona lumbar. En el caso de esta sentencia enlazada, se entendió procedente el despido de un trabajador que realizó trabajos de arado y agricultura, durante 5 horas diarias, lo cual resultaba incompatible con su incapacidad temporal.


Trabajos retribuidos por cuenta propia o ajena
Cuando un trabajador se encuentra en un proceso de incapacidad temporal, queda excluida la realización de cualquier trabajo remunerado por cuenta propia (autónomo) o por cuenta ajena. Por tanto, el trabajador tiene vetado realizar cualquier trabajo retribuido salvo circunstancias extraordinarias o salvo autorización de la empresa.


Conclusiones
Deben tenerse en cuenta la gravedad y la intencionalidad de la conducta del trabajador, que quedan descartadas en el asunto que nos ocupa, pueden descartarse cuando se trata de actividades de corta duración, puntuales y poca intensidad, y necesarias para atender a la vida cotidiana del trabajador, idénticas a aquellas que venía realizando con normalidad anteriormente a la baja laboral.

Cuando se da una situación de este tipo, la empresa pierde dinero y se ve afectada por cada día que pasa el trabajador de baja laboral, por ello, las actividades incompatibles están prohibidas, y pueden justificar el despido disciplinario del trabajador.

1 comentarios:

  1. El 31 de diciembre 2014 tuve una caida en las escaleras por hielo. Bajé golpeandome varias veces la nalga derecha. Resultado: un gran hematoma en toda la nalga y varios coagulos que formaron uno tan grande como una pelota de tenis. Tengo todos los sintomas de la ciática por traumatismo. En el hospital me dieron la incapacidad laboral y me remitieron a mi medico. El dolor fuerte remitio con el tratamiento (Heparinum natricum en crema y olfen 100 mg para el dolor durante 3 meses). El coagulo se redujo pero sigue ahi. volvi al trabajo tras dos meses, pero a la semana se inflamó de nuevo el coagulo y me volvió a presionar la ciática, me dolia mucho al caminar a pesar de los analgesicos. Sigo con el tratamiento, estiramietos, calor seco y buenos habitos posturales, pero el dolor no remite. Trabajo como camarera de restaurante, debo caminar muy ligero y cargo mucho, subo y bajo escaleras cargada. Siento que me falta mucha estabilidad al caminar.
    El seguro de accidentes me presiona a volver al trabajo, el medico no mando ningun informe al seguro, el medico del seguro no me observo ni me hizo ninguna prueba y me envio a trabajar al 100%. Mi jefe no me cree que tengo dolor y me hace trabajar mas horas y mas duramente. Estoy muy mal y no se que hacer, lei aqui que el estres agrava la enfermedad.
    Por favor ¿puede ayudarme alguien y decirme que hago?
    Yolanda

    ResponderEliminar

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal