viernes, 5 de septiembre de 2014

Retrasos en el pago de la nómina

Menea este post en Meneame.net
En este artículo vamos a abordar dos situaciones frecuentes en España por la incidencia de estos tiempos de crisis económica y laboral: retrasos o impago de las nóminas (y sus posibles soluciones)

Cuando los retrasos en el pago del salario son continuados y la situación es insostenible o no tiene solución, el trabajador puede reclamar las nóminas impagadas, y si lo desea, puede extinguir el contrato de trabajo con derecho a indemnización y paro.

El salario del trabajador debe abonarse puntualmente; en la fecha pactada, o según la costumbre de la empresa, además, para los retrasos salariales, el Estatuto de los Trabajadores, reconoce intereses de demora del 10%.

Retrasos en el pago del salario
El pago del salario debe realizarse en la fecha acordada. Normalmente no existe acuerdo escrito, por ello, prima la fecha en que el empresario paga por costumbre (a final de mes, durante los diez primeros días del mes siguiente, etc). 

Puede darse la situación que el empresario lleva retrasos continuados en el pago de las nóminas, es decir, todos los meses se demora en pagar 10 días, 15 días o incluso más de 30 días. Eso puede conllevar situaciones negativas para el trabajador puesto que la cuenta se pone en número rojos, devuelven algunos recibos, no pueden pagarse las facturas puntualmente...

Si los retrasos en el pago de la nómina son continuados, es decir, ocurren durante varios meses seguidos, el trabajador tiene derecho a solicitar la extinción del contrato indemnizada, es decir, pedir:
- Que el contrato sea extinguido por retrasos continuados en el pago del salario,
- Que tenga derecho a la indemnización máxima legal (la equivalente para el despido disciplinario),
- Demandar la prestación por desempleo (el paro).

Este procedimiento de extinción de la relación laboral voluntaria por parte del trabajador, debe comenzarse por la vía SMAC, que se ventila en 15 días mediante una simple negociación (salvo que haya sobrecarga en el Servicio), y posteriormente presentar una demanda judicial, que se resolverá en varios meses (1 año), también dependiendo de la carga de trabajo del juzgado.

Durante ese tiempo el trabajador debe seguir trabajando, aunque la falta de pago del salarios puede ocasionar problemas económicos al trabajador, incluso hasta alcanzar el punto en que el trabajador no tiene dinero ni para desplazarse al trabajo; en ese caso puede pedirse al Juez que de manera provisional, exima al trabajador de su obligación de trabajar.

Los juzgados, siguiendo la doctrina de los tribunales, suelen estimar que los retrasos en el pago del salario son de gravedad suficiente para extinguir el contrato de trabajo, cuando se prolongan durante varios meses (6 meses, 8 meses, 10 meses...) y cuando se producen retrasos de más de varios días (10 días, 15 días, 20 días...).

Si la sentencia es favorable al trabajador, éste se le reconocerá una indemnización equivalente a la de despido disciplinario, además del derecho a acceder a la prestación por desempleo (paro). Al fin y al cabo, el impago de los salarios no es un incumplimiento imputable al trabajador, y por tanto, éste tiene los mismos derechos que si de un despido se tratase.

Si te planteas solicitar la extinción indemnizada del contrato, puedes ponerte en contacto con nosotros a través del formulario de consultas.


Reclamación por impago de nóminas
También puede que sencillamente el empresario no pague las nóminas, y lleve acumuladas 2 ó 3 nóminas impagadas. Aquí el riesgo económico para el trabajador es evidente; trabajar sin cobrar.

En este caso se sigue un procedimiento rápido y poco conflictivo, llamado proceso monitorio. Presentado el SMAC y una petición inicial al juzgado, el empresario tiene tres opciones, 
- Pagar,
- Oponerse,
- No pagar, ni oponerse,

En el primer caso quedaría todo arreglado. En el segundo supuesto se abriría un juicio, que también tardaría unos meses. En el tercer caso, se decretaría el embargo de los bienes del empresario (especialmente cuentas bancarias).

Si quieres reclamar salarios impagados, puedes ponerte en contacto con nosotros a través del formulario de consultas.

5 comentarios:

  1. Mi caso es retrasos continuados en el pago de la nómina y pagas extras.
    No puedo decir impago porque hasta la fecha no me deben nada.Desde 2009,nos pagan fraccionando la nómina y cuando hay paga extra igual.

    ResponderEliminar
  2. Mi caso es retrasos continuados en el pago de la nómina y pagas extras.
    No puedo decir impago porque hasta la fecha no me deben nada.Desde 2009,nos pagan fraccionando la nómina y cuando hay paga extra igual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Según diversas sentencias que he leido, se puede promover la extinciónn de la relación laboral por voluntad del trabajador (art. 50 ET.) cuando los retrasos son continuados en el tiempo, esto es, no de forma puntual y siempre que los mismos se produzcan durante al menos un tiempo prolongados, es decir, más de año y medio. En una de ellas se reconocía la extinción laboral con unos retrasos medios de 11,5 días.

      Eliminar
  3. Esas lagunas legales provocan mucho daño. Eso de la "según costumbre de la empresa" entiendo no es sostenible cuando por convenio se señala una fecha en el pago de la nómina. Entiendo que, si la empresa esta sujeta a convenio, no podrá alegar costumbre los retrasos reiterados aunque los mismos se produzcan durante años y siempre que las abonen antes de finalizar el mes. ¿No?

    ResponderEliminar
  4. Hola.Mi nomina es de 800 euros y trabaje 159 horas por lo cual me pagaron 400 por no trabajar el mes entero!?!?trabaje como vigilante a partir del dia 1 hasta 25 cuando,por falta de contratos,me dieron 3 dias de vacacciones y fin de contrato.Donde esta la razon?

    ResponderEliminar

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal