domingo, 21 de septiembre de 2014

Líneas de defensa para el despido por causas económicas

Menea este post en Meneame.net
Los despidos objetivos son aquellos que el empresario utiliza para despedir a un trabajador pagándole una indemnización reducida de 20 días por año trabajado con un tope de 12 mensualidades, que en ocasiones no supone ni el 50% de lo que al trabajador por Derecho corresponde.

Este tipo de despido obedece a una serie de causas tasadas por la Ley: pérdidas económicas, cambios organizativos, minora en la demanda y en la producción, ineptitud del trabajador, faltas de asistencia repetidas, etc.

Ocurre en ese caso que el trabajador puede estar en desacuerdo con la causa de su despido despido, y decide iniciar el procedimiento que termina con una demanda judicial solicitando la improcedencia o la nulidad del despido. Si bien en Laboroteca.com siempre nos gusta ahondar en materia de despidos, en este artículo es menester exponer al lector algunas (de las muchas) técnicas de defensa ante un despido objetivo, que pueden ayudar al trabajador a ganar el juicio.

Si necesitáis consultar o contratar a un abogado, está a vuestra disposición el buzón de consultas.


Contenido mínimo de la carta de despido: La carta de despido debe justificarse mediante una causa, y la carta de despido debe redactarse con un contenido mínimo, brindando al trabajador toda la información necesaria para que éste pueda evaluar con claridad la causa de su despido y mostrarse en acuerdo o desacuerdo con la empresa, y en su caso, articular una defensa adecuada. Si la carta de despido es insuficiente, porque resume sus causas con expresiones vagas y lacónicas, el trabajador tendrá complicada su defensa, por tanto se producirá indefensión y el despido será declarado improcedente. Algunas empresas despiden a trabajadores apoyándose en las difíciles circunstancias de la crisis económica, sin dar mucho más detalle, lo cual no es de recibo para el trabajador, que se verá obligado a tomar medidas si no quiere verse despojado de su indemnización.


Pérdidas durante el mismo trimestre del año anterior: Muchos sectores económicos sufren variaciones en su volumen de negocios dependiendo de la época de que se trate, son ejemplos claros la hostelería y turismo, los negocios de producción, distribución y venta de productos agrícolas e incluso pesqueros, etc. Por ello, a la hora de calcular las pérdidas económicas, no puede hacerse por trimestres exclusivamente consecutivos, pues deben compararse con los mismos del año anterior, para poder aclarar la real situación  económica de la empresa.

En la propia tramitación del Proyecto de Ley procedente del Real Decreto-ley 3/2012, de 10 de febrero, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, como consecuencia de la vaguedad en su regulación, presento enmienda el Grupo Parlamentario Popular en el Congreso, y tras la aprobación definitiva en Ley 3/2012 de medidas urgentes para la reforma delmercado laboral, de 6 de junio, se ha modificado nuevamente la definición de las causas económicas de forma que el art.47 ET queda redactado en el siguiente sentido: “Se entiende que concurren causas económicas cuando de los resultados de la empresa se desprenda una situación económica negativa, en casos tales como la existencia de pérdidas actuales o previstas, o la disminución persistente de su nivel de ingresos ordinarios o ventas. En todo caso, se entenderá que la disminución es persistente si durante tres trimestres consecutivos el nivel de ingresos ordinarios o ventas de cada trimestre es inferior al registrado en el mismo trimestre del año anterior, pretendiéndose dotar de este modo de mayor seguridad jurídica al sistema.


Contrato suspendido por ERE: Con fecha 12 de marzo de 2014, el Tribunal Supremo unificó la doctrina, fallando en una sentencia que no era posible despedir por causas objetivas a un trabajador cuyo contrato estaba suspendido (ERE) por esas mismas causas. Seguramente cuando la empresa decide optar por el ERE es porque su situación económica no es buena, y puede que incluso sea previsible que siga así, en cualquier caso, si sobre el trabajador ha recaído la medida del ERE, no puede sancionarse doblemente con un despido, si las causas son las mismas. (Aquí puede leerse más información).

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal