jueves, 7 de agosto de 2014

Despido disciplinario sin pruebas

Menea este post en Meneame.net
Cuando un trabajador comete una falta disciplinaria que el Estatuto de los Trabajadores o el Convenio Colectivo de aplicación consideren muy grave, el empresario puede optar por el despido disciplinario, por lo cual el trabajador perderá su trabajo sin derecho a ninguna indemnización (sí tendrá derecho a paro).

Existen varios hechos o infracciones que pueden considerarse como falta muy grave. En términos prácticos pueden verse despidos disciplinarios de todos los colores: por simular una enfermedad o realizar actividades contrarias a la recuperación de la enfermedad, por utilizar bonos descuento de la empresa en beneficio propio, por hacer un uso indebido de los equipos informáticos, por hurtar 10,50 € de la caja, etc.

Muchos de estos despidos son improcedentes o terminarán siendo declarados improcedentes por una sentencia judicial si no lo han sido ya, con condena al pago de la indemnización máxima prevista por la Ley. El motivo es el rigor de prueba que se le exige al empresario para acreditar la veracidad de los hechos que han motivado el despido.

Si has sido despedido/a puedes ponerte en contacto con nosotros a través del formulario de consultas.




Veracidad de los hechos
El artículo 55.4 del Estatuto de los Trabajadores es tajante en esta materia. Según establece (no de forma literal), serán declarados improcedentes los despidos cuyos hechos que lo fundamenten no hayan sido acreditados. Por tanto, queda claro que el empresario debe demostrar los hechos que alega, y por suerte para el trabajador, esa es la parte más complicada.

A partir de este artículo podemos encontrar miles de sentencias que hablan sobre su aplicación, y que declaran improcedente el despido cuando

El empresario debe acreditar activamente que los hechos que imputa al trabajador y que han causado el despido disciplinario, son ciertos. Es decir, al empresario se le exige una actividad probatoria, si éste no aporta pruebas suficientes, el despido será improcedente.


¿Qué ocurre si no hay pruebas o el empresario dice que hay pruebas pero no las aporta?
No siempre la voluntad del empresario es despedir a una persona porque ha cometido una falta muy grave, en ocasiones, utiliza el despido disciplinario para servir a su verdadero propósito: amortizar el puesto de trabajo, y para lo cual puede servirse de otras técnicas como el despido objetivo o pagar una indemnización.

En algunas ocasiones el empresario puede tirarse un farol y decirle al trabajador que tiene pruebas de su incumplimiento, pero sin embargo, no aporta las anunciadas pruebas a la carta de despido -lo cual es normal-. En ese caso el trabajador no puede renunciar a presentar papeleta oportuna frente al SMAC y posterior demanda judicial, por lo menos hasta que el empresario aporte pruebas irrefutables del incumplimiento del trabajador.

Ocurre que muchas veces la irrefutabilidad de la prueba es cuanto menos "cuestionable". Si la prueba es insuficiente los hechos tampoco pueden aceptarse como reales o ciertos, y ante la incertidumbre, el despido es declarado improcedente. 

¿Cómo acreditar un descenso voluntario e intencionado del rendimiento de trabajo? ¿Cómo acreditar que el trabajador consume cannabis en horas de trabajo? Son despidos disciplinarios que tienen difícil su prueba, y por tanto, a no ser que la empresa tenga mejores pruebas que un "testigo de la empresa", serán considerados improcedentes.


Medios de prueba de la empresa
En otros artículos hablábamos de la posibilidad que tiene el empresario de contratar a un detective privado que investigue el comportamiento del trabajador en el trabajo, y también mientras está de baja médica (siempre sin vulnerar derechos fundamentales como la inviolabilidad del domicilio o el secreto de las comunicaciones). 

También es posible realizar auditorias informáticas en los trabajadores que se sirvan de ordenadores o medios tecnológicos de la empresa (teléfono móvil, etc). Estas auditorias llevadas por un profesional cualificado y cuyo informe tenga efectos periciales, puede demostrar el incumplimiento del trabajador.

Para finalizar, solo resta recordar a los lectores que si han sido despedidos o tienen cualquier otra consulta laboral, pueden ponerse en contacto con nosotros a través del buzón de consulta. Tenemos abogados colaboradores en todas las capitales de provincia del país.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal