lunes, 25 de agosto de 2014

Accidente de trabajo in itinere

Menea este post en Meneame.net
Se define de forma simple el accidente in itinere cuando un trabajador sufre un accidente de coche o en trasporte público en el trayecto de ida o vuelta del trabajo. Una descripción muy superflua, que sin embargo, la Justicia tiende a empequeñecer como matrioskas separando todas las circunstancias de lo ocurrido, de forma que cada caso debe ser individualizado, para averiguar si puede considerarse accidente de trabajo in itinere. Precisamente con ese objeto, voy a exponer una serie de ejemplos sobre accidentes y las circunstancias que llevan a determinarlos o no, como "laborales". No sin antes explicar lo que supone un accidente de trabajo a efectos económicos.


Las ventajas económicas del accidente de trabajo
Este punto es importante explicarlo en primer lugar, porque algunos podrían pensar ¿qué importa accidente de trabajo o accidente común? me pido la baja y es lo mismo. Lo cierto es que existen diferencias relevantes entre ambos:


En primer lugar, la ley reconoce mayor protección económica para los accidentados en el trabajo, salvo para aquellas personas que tienen complementos de baja laboral por Convenio Colectivo. También si el trabajador es despedido mientras permanece de baja por accidente de trabajo, sigue cobrando la prestación por IT, y no consume su paro, a diferencia de un despido cuando el trabajador está de baja por accidente o enfermedad común, que aunque el trabajador permanezca de baja, sí consume el tiempo de paro.

Si el trabajador ha sufrido secuelas estéticas o funcionales de carácter permanente, tendrá derecho a cobrar de la Mutua una indemnización dependiendo el baremo, en cualquier caso, no es una cantidad muy alta. También podría darse el caso -si nos ponemos a pensar- que el accidente de trabajo in itinere, fuese causado por culpa o negligencia del empresario, tal vez porque no cumple los periodos de descanso que el trabajador tiene reconocidos por Ley y necesita para recuperarse fisiológicamente, y por ello, éste se duerme al volante. En ese caso, el empresario podría ser responsable por el incumplimiento de las normas laborales o de prevención de riesgos, y condenado al pago de una indemnización civil, que puede alcanzar cifras de dinero realmente altas, de hasta un millón de euros.

Del mismo modo, si el empresario fuese culpable de un accidente que causa al trabajador la invalidez o incapacidad permanente, la pensión que le correspondiese por esta invalidez, se podría incrementar hasta un 50%, cantidad que correría a cargo del empresario.


Si necesitas un abogado para reclamar tus derechos, puedes ponerte en contacto con nosotros a través del formulario de consultas. Tenemos abogados colaboradores en todas las provincias de España.


El accidente in itinere
El accidente in itinere es un accidente relacionado con el trabajo, si se prefiere, puede entenderse que el trabajador goza de una protección especial durante el tiempo que tarda en desplazarse al trabajo, o en volver a su casa al finalizar la jornada, aunque no esté trabajando, y por ello, tiene derecho a que se le reconozca el accidente de trabajo.

Claro que no todo es tan sencillo. Si durante el trayecto de vuelta, el trabajador decide pasar por la tintorería a recoger un traje, con tan mala fortuna que, al entrar en el establecimiento un piano enorme cae sobre él, -como en las películas-, no puede considerarse accidente laboral, por desviarse de su ruta laboral, o dicho de otra forma, no puede relacionarse con el tiempo dedicado al trabajo.

Así pues, el accidente in itinere exige una conexión con el trabajo, como son los desplazamientos obligatorios que el trabajador tiene que realizar para acudir el trabajo, pero sin desviarse de su ruta habitual, porque esa acción desconecta al trabajador de su jornada laboral, no es obligatoria ni está relacionada.

En cambio, si sustituimos la acción de ir a la tintorería, por una costumbre del trabajador de detenerse todos los días en una cafetería bohemia del barrio Gótico de Barcelona, y sufre un accidente de camino, sería ciertamente discutible, pues existe una habitualidad probada de asistir siempre a esa misma cafetería a tomar café antes de entrar al trabajo, podría entonces, llegar a considerarse accidente de trabajo in itiniere

Sería este último, un caso extrapolable al accidente sufrido por parar a tomar un café, dejar a los niños en el colegio, comprar el periódico justo antes de entrar a la oficina, ¿podrían considerarse accidentes laborales relacionados con el tiempo de trabajo? Tal vez no tiempo trabajo efectivo, pero si a efectos de accidentes.

Hubo un caso en febrero de 2014, en el que se discutía sobre un accidente presuntamente laboral, que sufrió un trabajador español enviado a Tel Aviv (Israel) en misión de trabajo, pero que sin embargo, no fue considerado accidente de trabajo, porque no ocurrió durante el tiempo de trabajo, ni en el lugar de trabajo-Lo cual como hemos visto antes, puede significar menos dinero y menores ventajas- 


La infracción de las normas de circulación
Claro que el trabajador puede sufrir un accidente por saltarse las normas de circulación (velocidad, vehículo en mal estado, intoxicación etílica, etc). En esos casos, se pondría en tela de juicio el comportamiento temerario o imprudente del trabajo, que podría causar la exclusión del accidente de trabajo.

Sin embargo, la jurisprudencia ha venido reconociendo que no quedan fuera de los accidentes in itinere, los accidentes que ocurren cuando el trabajador se salta las normas de tráfico, pues concurren otras circunstancias, como la gravedad de la conducta, su irresponsabilidad o negligencia, así como la consciencia e intencionalidad del trabajador. No debería entonces quedar fuera el conductor que traspasa 15 kms/hora la velocidad permitida. O planteado desde otro ángulo, ¿el empresario que no cumple con los horarios de descanso, provocando que un trabajador sufra un accidente de trabajo, debería quedar impune de responsabilidad por el hecho que el trabajador circulase a 15 kms/h más de la velocidad permitida? sería injusto, sin lugar a dudas.


Otros tipos de accidentes de trabajo fuera del horario laboral
Los accidentes in itinere, se unen a la complejidad de los accidentes laborales, y admiten varias interpretaciones. En materia de accidentes de trabajo, existen sentencias contradictorias, por ejemplo, se consideró el infarto de un viajante de negocios, accidente de trabajo por haber ocurrido durante un tiempo de descanso laboral obligatorio. Sin embargo, otras sentencias destacan que el infarto no tiene ninguna relación con el trabajo.  STS DE 22 de Julio del 2010. Debe existir pues un nexo causal entre el infarto como patología causada por el trabajo, por el estrés, falta de descanso, etc, de modo que aunque no son accidentes in itinere los infartos causados por las condiciones de trabajo pueden ser considerados accidentes de tráfico, aunque ocurran fuera de la jornada de trabajo.

Lo mismo ocurre con los suicidios, cuando se dan situaciones de mobbing, acoso sexual, bossing, e incluso, aunque no sea imputable a la empresa burn out. Estas situaciones son declaradas accidentes de trabajo, debido al nexo causal con el trabajo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal