miércoles, 23 de julio de 2014

La nulidad y el procedimiento legalmente establecido

Menea este post en Meneame.net
El procedimiento legalmente establecido es la secuencia de trámites laborales que debe seguir el empresario para la toma de una medida laboral, cuando según la Ley, dote de unas garantías a los trabajadores (por ejemplo audiencia previa a los trabajadores o a sus representantes). 

Seguir el procedimiento legalmente establecido es extremadamente importante, ya que un simple fallo en un eslabón de la cadena podría causar la nulidad o la improcedencia de las medidas adoptadas.

Una medida nula, lo es con efecto retroactivo, y por tanto, las consecuencias desfavorables de la nulidad contra el empresario pueden ser importantes; especialmente en la obligación abonar al trabajador los salarios dejados de percibir, o las diferencias salariales ocasionadas por la toma de una decisión nula.

Por tanto, puede decirse que el empresario tiene la obligación de seguir el camino marcado por la Ley, so pena de tropezar con la nulidad y con las consecuencias que ésta conlleva.

Pongamos algunos ejemplos:

- Modificaciones sustanciales de trabajo, que son aquellas que aparecen en el art. 41 del Estatuto de los Trabajadores (horario, salario, sistema de remuneración, etc), deben estar justificadas por alguna técnica, productiva, organizativa o económica. 

La existencia o no existencia (suficiencia o insuficiencia) de esa causa es otro tema a debatir, pero en cualquier caso cuando el empresario decide realizar modificaciones sustanciales de carácter colectivo de las condiciones de trabajo, debe abrir un periodo de consultas con los representantes de los trabajadores, siguiendo el procedimiento legalmente establecido.

A continuación os voy a exponer un ejemplo, en el cual, un error procedimental consistente en no haber tramitado el periodo de consultas que reconoce la Ley, tumbó una decisión del empresario que afectaba a 1.300 trabajadores. Se trata del Fallo de la Sentencia de la Audiencia Nacional 88/2014, de 5 de mayo de 2014, que declara nula la modificación de la supresión de la hora del bocadillo y del café, que tradicionalmente habían computado como tiempo de trabajo, y el empresario decidió que fuese un tiempo recuperable.

"...se estima parcialmente la demanda presentada, declarando la nulidad de la decisión empresarial de 7 de febrero de 2014 recurrida en lo que respecta a los trabajadores de los centros de Madrid, Barcelona y Valladolid que venían disfrutando con anterioridad de descansos de bocadillo o café que se le computaba como tiempo de trabajo y reconociendo el derecho de dichos trabajadores a ser repuestos en sus anteriores condiciones de trabajo...".

- Expulsión de un socio de Cooperativa de trabajo: Lo mismo puede ocurrir con decisiones como la sanción o expulsión de un socio de una Cooperativa de Trabajo. La Ley de Cooperativas, y las correspondientes leyes autonómicas establecen un procedimiento para sancionar o expulsar (despedir) a un socio de una cooperativa de trabajo.

El sancionado o expulsado, tiene derecho a la instrucción de un procedimiento con todas las garantías, así como a la audiencia previa para que pueda formular las alegaciones y observaciones que estime convenientes. Obviar el procedimiento que marca la ley, puede significar la nulidad de la sanción y la expulsión. 

No es de recibo que la Asamblea General apruebe la expulsión de un socio de llano, la notifique y la haga efectiva desde esa misma fecha, sin seguir ningún tipo de trámite previo, como la audiencia al interesado, para contrastar las versiones.

La propia Ley de Cooperativas suele establecer que son nulos los acuerdos contrarios a la Ley, ¿y que más ilegal hay que no seguir el procedimiento que marca la Ley?


En conclusiones: La nulidad es el paradigma que demuestra la existencia de los derechos laborales; no sólo puede ser declarada por defectos de forma o procedimiento; podríamos añadir muchas otras situaciones en las que sería declarada la nulidad, como las medidas empresariales adoptadas en fraude de ley, las adoptadas incurriendo en discriminación o en cualquier otra lesión de los derechos fundamentales, y cómo no, también cabe la nulidad de los actos administrativos en material laboral y de Seguridad Social, dictados sin seguir el procedimiento legalmente establecido.

Si has sido objeto de algún abuso empresarial, en el cual no se ha seguido el procedimiento legalmente establecido, y ello te ha causado indefensión, puedes contactar con nosotros para ayudarte de declararlo nulo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal