miércoles, 30 de julio de 2014

Indemnización por acoso laboral

Menea este post en Meneame.net
Mediante el acoso laboral el mobber busca ocasionar el daño psicológico al trabajador, por tanto, es lógico que se produzca una lesión -especialmente contra la dignidad, derecho al honor- y que la víctima tenga derecho a una indemnización para resarcir ese daño.

No sólo el acosador tiene responsabilidad por el daño ocasionado por el acoso, sino también la empresa, pues en ocasiones el acoso no lo realiza el empresario, pero éste tiene la obligación de prevención, vigilancia e intervención frente al acoso, y por tanto, en caso de incumplimiento se pueden demandar responsabilidades hacia el empresario.

Aunque es ciertamente complicado cuantificar el daño infringido a la víctima del acoso laboral o sexual, la víctima tiene derecho a una compensación por el daño ocasionado. Por tanto, debe materializarse en dinero un daño abstracto, que dependiendo de las circunstancias individuales de cada caso, puede ser mayor o menor, más intenso o menos intenso, intencionado o no intencionado por parte del empresario, todo variables que deben tenerse en cuenta, igual que también pueden tenerse en cuentas otras variables que sí pueden concretarse: número de días hospitalizados, duración del tratamiento, etc.

Nota: Si estás sufriendo acoso laboral, puedes ponerte en contacto con nosotros por medio de este formulario.


Esto es el fallo de una sentencia por acoso laboral:

1º.- DECLARAR la conducta empresarial lesiva de los derechos fundamentales del actor, por vulneración del derecho de la integridad física y moral, derecho al honor y a la libertad sindical de Lorenzo .
2º.- CONDENAR A BEFESA S.L. al inmediato cese en dichas conductas reponiendo al actor en su puesto de trabajo conforme al contrato de relevo firmado en fecha 1-05-2009 y sus cláusulas anexas.
3º.- CONDENAR DE FORMA SOLIDARIA A BEFESA S.L. y a Marcos a a abonar al actor una indemnización por daños morales en cuantía de 50.000 euros, y a abonar igualmente los honorarios del letrado del actor, hasta un importe máximo de 1.000 euros.
DEBO ABSOLVER Y ABSUELVO A Micaela de todas las pretensiones contra ella ejercitadas en la presente demanda " .

¿Cómo se ha llegado a una indemnización de 50.000 €?
Después de analizar los hechos y practicar las pruebas, el juez debe evaluar la gravedad, los derechos vulnerados, y el impacto contra el trabajador para poder cuantificar la indemnización.

Como vimos en otro artículo sobre cálculo de indemnizaciones, no existe una norma concreta que atribuya a diferentes tipos de daño una cuantía determinada de indemnización. 

Frente a ello, la jurisprudencia viene aplicando otras normas analógicas que sí contienen barómetros o tablas, que determinan las cuantías económicas que, aplicadas al caso de acoso laboral, tendrán que abonar las víctimas en concepto de indemnización por el daño moral ocasionado por el ataque contra su dignidad.


Es aceptable aplicar la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social (LISOS), para equiparar la sanción prevista para una infracción muy grave por parte del empresario, como es el acoso; no tratar al trabajador con la dignidad debida, que puede ir desde los 10.000 € hasta los 187.500 €, aunque la cantidad final varía mucho dependiendo de las singulares circunstancias.

No siempre se aplica la LISOS por su similitud. En ocasiones se aplica simplemente el criterio del juez, atendiendo a la duración del acoso, la finalidad perseguida por el acosador, las técnicas de acoso infringidas, etc. Es decir, atendiendo a todas las circunstancias es el juez quien decide la cantidad de la indemnización.

Precisamente el criterio del juez de instancia fue el que se impuso en el caso real de la sentencia antes expuesta. Así, Su Señoría determinó la condena de 50.000 €, frente a la pretensión del abogado demandante, que había hecho una aplicación de la LISOS, sumando una indemnización de más de 409.000 € que el juez rechazó.

Obviamente el buen papel del abogado es fundamental en la demanda y durante el acto del juicio, porque debe concretar todos los daños y perjuicios sufridos por el trabajador acosado, y así facilitarle al juez la concreción de la indemnización.

Si estás sufriendo acoso laboral o sexual, puedes ponerte en contacto con nosotros a través del formulario de consultas.

Cada día aparecen más casos de acoso laboral, es un fenómeno explicable debido a la alta competencia del mercado laboral, y a la ausencia de ofertas de empleo. Ahora los trabajos buenos ya no se encuentran como antes, y cada día los jefes exigen más a los empleados, los empleados compiten más con otros empleados, y todas estas circunstancias inducen a las tensiones y finalmente al acoso laboral. Por eso siempre decimos que las rebajas de los derechos sociales por parte del gobierno, son un ataque grave al Estado de Bienestar, y termina pasando factura.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal