martes, 22 de julio de 2014

Despidos y condenas por acoso sexual

Menea este post en Meneame.net
El acoso sexual es un mal que afecta todo tipo de trabajadores, -no solamente lo perpetran los obreros, aunque sea el tópico- de hecho, los obreros suelen ser hombres, por lo cual el acoso sexual en su ámbito laboral es más complicado. El acoso sexual lo realizan personas en todos los niveles jerárquicos, desde jefes de oficinas bancarias, hasta trabajadores del servicio de limpieza municipal. Ocurre tanto en el sector privado como en el sector público. Y los realizan mayoritaria -aunque no exclusivamente- los hombres contra las mujeres.

El acoso sexual en el ámbito laboral, son las conductas desagradables, obscenas, groseras, etc., que realiza un trabajador y que no son consentidas por la otra parte. Insinuaciones, piropos desagradables, descripciones sexuales, tocamientos, etc., conductas que en ningún caso pueden considerarse como humor, ironía o sarcasmo, y que son merecedoras de una sanción contra quien las consuma.

Sanción que puede ir desde el despido disciplinario, hasta las penas de prisión que prevé el Código Penal.

El funcionamiento y los procedimientos por los cuales se solventa el acoso sexual es similar al acoso moral (mobbing). La trabajadora debe empezar presentando denuncia  interna al empresario (a no ser que el acosador sea el empresario). La empresa tiene la obligación de prevenir, vigilar e intervenir en los casos de acoso, por lo cual deberá tomar cuantas medidas sean pertinentes para terminar con la situación de acoso, que en muchas ocasiones puede ser el despido disciplinario del trabajador.

Con el acoso sexual patente debe acudirse a los Juzgados, presentar una demanda judicial, siendo suficiente algunas pruebas para que el juez compruebe que hay indicios de acoso sexual, por lo que la demanda será admitida a trámite. La mera declaración de la parte afectada (trabajadora) si es verosímil, puede bastar para que se tomen medidas contra el acosador, cuya declaración junto con la de algún testigo, suele ser suficiente para condenar al acosador.


Despidos y condenas
Si el acosador es un compañero de trabajo, la empresa deberá despedirlo disciplinariamente. El trabajador despedido puede optar por presentar una demanda contra el despido, pero si el juez ve ataques contra la dignidad de la trabajadora, el despido será procedente y el trabajador se irá a casa sin un euro de indemnización.

Si el empresario es el acosador, la trabajadora podrá solicitar la resolución indemnizada del contrato. Es decir, la extinción del contrato con derecho a percibir la indemnización máxima por despido (los 45/33 días de salario por año de antigüedad en la empresa). Además podrá solicitar en su caso, una indemnización civil por los daños psicológicos causados por el acoso.


Penas de prisión
En ambos casos y para situaciones de acoso graves, el acosador puede ser condenado a las penas de prisión que prevé el Código Penal
- El que solicitare favores de naturaleza sexual, ..., en el ámbito de la relación laboral, ..., y con tal comportamiento provocare a la víctima una situación gravemente intimidatoria, hostil o humillante, será castigado como autor de acoso sexual, con la pena de prisión de tres a cinco meses, o multa de seis a diez meses.
- Si el culpable de acoso sexual hubiera cometido el hecho prevaliéndose de una situación de superioridad laboral (es decir, el jefe), ..., o con el anuncio expreso o tácito de causar a la víctima un mal relacionado con las legítimas expectativas que aquélla pueda tener en el ámbito de la indicada relación, la pena será de prisión de cinco a siete meses o multa de 10 a 14 meses.


Caso real de acoso sexual
Voy a relataros casos real, -sin citar los nombres reales-, de acoso sexual.

Una experiencia ocurrió con un jefe de equipo de una famosa entidad bancaria, que profirió las siguientes frases a una empleada de otra entidad. La cuestión terminó en despido disciplinario, y el "jefe de equipo" se fue a su casa sin un euro de indemnización, a pesar de que cobraba 6.908,77 € al mes.

"hoy las llevas blancas", "tengo que invitarte a una manzanilla", "yo en mi casa tengo la televisión digital, sino quieres venir tú te lo pierdes", "estoy soltero y entero", "estás mejor vestida" "Mmmm, me encantan los besitos con vaselina, por no hablar de una felación", "a mí me encanta hacer eso en el clítoris (moviendo la lengua)" "tú te lo pierdes"..

E igual que este despido existen mil sentencias similares ya sea despido disciplinario o la propia trabajadora quien solicita la extinción del contrato previo pago de una indemnización, además de otros tantos casos que condenan a penas de prisión de acuerdo con lo explicado arriba.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal