martes, 29 de julio de 2014

Cálculo de la indemnización por daños morales

Menea este post en Meneame.net
Los empresarios tienen responsabilidades en el cumplimiento de las normas laborales, especialmente las de prevención de riesgos y el cumplimiento de los derechos fundamentales. En caso de acoso, una baja por ansiedad o depresión podría considerarse una lesión al trabajador por daños morales -provocada por lesiones contra derechos fundamentales como el honor o la dignidad profesional-. También existen otros derechos fundamentales que pueden ser lesionados (por ejemplo, contra la imagen o la intimidad, la igualdad o la citada dignidad). Cuando esto ocurre, el empresario tiene -a parte de sus obligaciones laborales- responsabilidades civiles y/o penales (art. 42.1 Ley de Prevención de Riesgos).

El empresario tiene la obligación de garantizar la salud y la seguridad al trabajador, en todos los aspectos relacionados con el trabajo, como es obvio también en el ámbito de los riesgos psicosociales, donde se encuadra el acoso laboral y sexual. Por tanto, debe cumplir la normativa en prevención de riesgos, y en caso de no hacerlo, debe responder por ello, mucho más si la lesión recae sobre un derecho fundamental, como es la dignidad.

Por tanto, el empresario está sometido a varias responsabilidades;
1º- Sin lugar a dudas las laborales, por ejemplo, en caso de despido nulo a readmitir al trabajador y pagarle los salarios de tramitación, o en caso de que el trabajador quiera marcharse de la empresa por incumplimiento grave del empresario, éste tiene que compensarle con una indemnización equivalente a la de despido improcedente.
2º- Las administrativas; especialmente sanciones de la Inspección de Trabajo.
3º- Las civiles, que obligan al empresario a resarcir al trabajador por el daño o perjuicio sufrido.
4º- Las penales, que le obligan a responder ante la Justicia por la comisión de delitos contra sus trabajadores.

En este artículo vamos a centrarnos en las responsabilidades civiles del empresario que dan lugar a una indemnización civil a favor del trabajador (además de otras que puedan conseguirse), como es la conocida indemnización por daños morales, que trata de resarcir a la víctima por el daño sufrido.

Si tienes alguna consulta personal, puedes utilizar el formulario de consultas privadas.


Cuantificación de los daños morales
A veces puede leerse en el periódico titulares como "condenada una empresa a pagar 30.000 € por acoso moral" y no sabemos exactamente como se calcula esa cifra.

Existen algunos baremos que recogen las indemnizaciones por daños físicos, o por lo menos, pueden servir de guía. No obstante, cuantificar en términos económicos el alcance de un daño moral, en ocasiones es complicado.

No existe ninguna norma que tase los daños morales, tal vez porque debe atenderse a cada caso de forma singularizada, ya que el alcance, la intensidad, la intencionalidad del empresario, etc., son variables que pueden determinar una mayor o menor cuantía de la indemnización.

En cualquier caso, el trabajador que ha sufrido un menoscabo, tiene derecho a ser resarcido con cierta cantidad de dinero.

El abogado que afirma la existencia de un daño moral, debe hacer una buena presentación del mismo para acercarse lo máximo posible a una indemnización adecuada, que posteriormente el Juzgado podrá secundar o modificar. Por tanto, el juez deberá apreciar los daños morales al detalle: por intervenciones quirúrgicas, por invalidez con todas las limitaciones que ello comporta, por los días de hospitalización, las secuelas físicas o funcionales, etc.


Aplicación de criterios orientativos
En ocasiones la evaluación del daño moral, a falta de criterios claros, puede suponer una operación muy complicada por la falta de criterios a seguir.

De este modo, si el trabajador ha sufrido un despido nulo y una sentencia judicial condena a la empresa a readmitirlo, por lesión de un derecho fundamental (pongamos la discriminación), puede que además de los derechos económicos derivados del propio despido, también tenga derecho a una compensación por los daños morales ocasionados ¿cómo calcular esos daños?.

Es habitual que abogados y jueces se orienten mediante la aplicación analógica de otras normas. A título de ejemplo, para el caso del despido nulo que acabamos de citar, podríamos dirigirnos a la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social (LISOS) y comprobar cuál es el importe para las conductas discriminatorias del empresario, y si de ello se desprende una multa de 6.251 € podrá utilizarse esa cantidad para solicitar una indemnización de idéntica cuantía. Si el empresario ha actuado intencionadamente, y la LISOS recoge que la sanción se impondrá en su grado medio por 25.000 €, podremos utilizar esa cantidad para solicitar la indemnización civil. Y así puede aplicarse tantas veces como la imaginación y la sana crítica lo permitan.

Del mismo modo que la LISOS, los Juzgados de lo Social también acuden a otras normas para cuantificar las indemnizaciones, por ejemplo; a las tablas de valoración de daños causados por accidentes de tráfico, la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor y la Resolución de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, por la que se da publicidad a las cuantías de las indemnizaciones por muerte, lesiones permanentes e incapacidad temporal que resultarán de aplicar durante cada año en concreto.

No obstante, y para finalizar, cabe recordar que aunque es positivo acudir al baremo, no es obligatorio ni tampoco siempre es la opción más acertada. Cada caso deberá individualizarse y evaluarse en la medida que las circunstancias agraven los daños o la intencionalidad, negligencia o fraude del empresario sean merecedores de una indemnización mayor.

Si tienes problemas laborales, puedes contactar con un abogado de tu ciudad o realizar una mera consulta personal, utilizando el formulario habilitado al efecto.




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal