domingo, 8 de junio de 2014

¿Cómo saber si la empresa ha quebrado?

Menea este post en Meneame.net
Cuando la empresa no paga los salarios debidos a los trabajadores, es posible realizar una reclamación de cantidad, mediante un procedimiento ágil y sencillo, pero sobre todo, menos conflictivo, llamado procedimiento monitorio, que funciona muy bien cuando la deuda está clara y el empresario demandado no opone resistencia a la reclamación.

No obstante, este procedimiento no es eficaz cuando la empresa se encuentra en concurso de acreedores, es decir, ha quebrado, porque su liquidez, sus derechos, sus bienes y su patrimonio en general, no son suficientes para afrontar todas sus deudas, -no solo con trabajadores- sino también con proveedores, bancos, la Seguridad Social, Hacienda, etc.

En ese caso, la reclamación monitoria del trabajador perderá su eficacia, y éste tendrá que adherirse a la masa acreedora del concurso. Esto supone entrar en un procedimiento donde todos los acreedores intentan cobrar su deudas con el empresario, llegando a acuerdos (cabe la posibilidad de pactar una espera o una quita) y cobrando sus deudas como mejor puedan hacerlo y siempre respetando un orden de preferencias, en cuyos primeros puestos se encuentran el salario de los trabajadores de los últimos 30 días.

Por tanto, resulta obvio que, para evitar que el procedimiento de reclamación de cantidad (monitorio) pierda su eficacia, primero debe asegurarse que la empresa, -a pesar de la falta de pago-, aún no ha está inmersa en un procedimiento concursal.

La vía tradicional es solicitar esa información al Registro Mercantil, no por teléfono, sino por escrito. No obstante, existe una alternativa telemática más moderna: el Registro Público Concursas online.

A finales del año 2013 se creó el Registro Público Concursal, que facilita mediante un portal en internet el acceso a la publicidad concursal, es decir, aquellos edictos o resoluciones judiciales que según la Ley deban ser públicos, así como los recientemente creados acuerdos extrajudiciales de pago. 

Para acceder a esos datos públicos el portal solo requiere del nombre o denominación del deudor (en nuestro caso nos referimos a un empresario), y su CIF, NIF, NIE o pasaporte. Con ello tendremos acceso a edictos concursales, publicidad concursal y los acuerdos extrajudiciales a los que se haya llegado en virtud de la reciente Ley de Emprendedores.

A este Registro Público Concursal le corresponde el almacenamiento y sistematización de toda esta información. La puesta en marcha y el mantenimiento del Registro corresponde al Ministerio de Justicia, que encomienda su gestión al Colegio de Registradores de la Propiedad, Mercantiles y de Bienes Muebles de España. En lo que se refiere al funcionamiento del Registro Público Concursal, son los Juzgados, los Registradores Mercantiles, los Notarios y los registros públicos los que proporcionan la información de los distintos concursos y expedientes de acuerdo extrajudicial que se ha de incorporar al Registro.


Como siempre, recordaros que en caso de necesidad podéis realizar consultas personales utilizando el buzón de consultas habilitado para ello, así como podéis contar con un abogado en vuestra ciudad que os ayude con vuestros problemas a un precio razonable (aquí).



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal