sábado, 12 de abril de 2014

Lo que necesitas saber sobre las vacaciones

Menea este post en Meneame.net
En esta época del año empezamos a ver el sol, las moscas empiezan a despertar de su letargo y los que tienen suerte de trabajar, estarán empezando a planear sus vacaciones. Algunos aprovecharán para coger unos cuantos días en Semana Santa, y dejar el resto para días más cálidos.

Las vacaciones en la empresa siempre son objeto de controversia; discusiones entre compañeros para combinarse el calendario de vacaciones, el empresario limitando la elección de los trabajadores, normas falsas como las que afirman que los trabajadores más veteranos tienen derecho a elegir en primer lugar su periodo de vacaciones, etc. El calendario vacacional es un jaleo como la copa de un pino.

Antes de seguir con las claves de este artículo, recordad que podéis realizar vuestras consultas utilizando el formulario de consultas (aquí)y que también podéis contratar los servicios de un abogado en tu ciudad (aquí); tenemos colaboradores en casi todos los puntos de España.


Duración de las vacaciones (el caso de contratos temporales y contratos a tiempo parcial)
Las vacaciones según el Estatuto de los Trabajadores tienen una duración mínima de 30 días naturales, y dicha duración no puede ser reducida por los Convenios Colectivos, ni por acuerdos entre trabajadores y empresario, por descontado, tampoco puede imponerse una reducción unilateral por parte del empresario, aunque en la práctica, ocurre.

Por otra parte, cuando el trabajador no ha trabajado todo el año, no tiene derecho a disfrutar los 30 días, sino la parte proporcional al tiempo trabajado; sean 15 días por seis meses de trabajo o lo que corresponda. Por tanto, esta regla es aplicable a los contratos temporales: obra o servicio determinado, eventual por circunstancias de la producción, interinidad, etc.

Es muy importante tener claro, que no puede entenderse bajo ningún concepto, que un trabajador a tiempo parcial, sólo puede disfrutar del número de días proporcional a su jornada de trabajo, es decir, si trabaja 4 horas tiene derecho a 30 días de vacaciones, y en ningún caso 15 días.


Imposición del empresario
Las vacaciones deben pactarse de mutuo acuerdo entre el trabajador o sus representantes y el empresario. Lo que ocurre a veces, es que el empresario impone al trabajador las vacaciones sin oportunidad de elegir, y muchos piensan que es una práctica ilegal, sin embargo no es así, porque la empresa ya se habrá encargado de:

1. De negociar con los representantes de los trabajadores, o los sindicatos e incluirlo en Convenios Colectivos.
2. De imponer una cláusula en el contrato al firmarlo, lo cual puede considerarse un "acuerdo inicial".

De lo contrario, las vacaciones deben negociarse de mutuo acuerdo con la empresa, tal y como manda el art. 38 del Estatuto de los Trabajadores.

Las vacaciones no se pueden imponer de un día para otro al trabajador, debe respetarse un mínimo de 2 meses de preaviso. 


¿Qué hago si no estoy de acuerdo?
Si estamos en desacuerdo con las fechas fijadas para las vacaciones, lo más indicado siempre es negociar directamente con la propia empresa. También puede recurrirse a la intermediación de la Inspección de Trabajo y en caso de que no se llegue a un acuerdo, siempre podrán impugnarse por vía judicial.

También puede ocurrir que el empresa justifique que las vacaciones deben ser disfrutadas en ciertas fechas concretas, debido a razones técnicas, económicas, organizativas o productivas. En ese escenario tenemos dos opciones: acatar las vacaciones en las fechas que nos han impuesto o rescindir el contrato por modificación sustancial de las condiciones de trabajo; en tal caso nos corresponderían 20 días por año trabajado.

Lo que nunca debe hacer el trabajador es caso omiso al empresario, y cogerse vacaciones en las fechas que que quiera, sin acuerdo, ni sin atender a lo que dice el empresario, porque podrían despedirlo por abandono del trabajo.

Otro supuesto conflictivo es que a toda la empresa se le den vacaciones en agosto, menos a un trabajador que queda 'de guardia'. Puede entenderse tal decisión como discriminatoria, y por tanto es perfectamente denunciable ante la Inspección de Trabajo o demandable ante el Juzgado Social.


¿Se pueden pagar las vacaciones?
Las vacaciones no se pueden pagar, no pueden ser compensadas con una cantidad de dinero, ni incluso superior a la de un salario mensual ordinario. Además, no es una opción que puedan acordar trabajador y empresario, ni por supuesto, es una opción que pueda imponer el empresario a sus trabajadores.


Las vacaciones nunca se pierden por estar de baja
Ya hablamos de ello en un artículo. Gracias al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, las vacaciones nunca se pierden por coincidir con un proceso de baja por incapacidad temporal. El trabajador tendrá reconocido el derecho a disfrutar de estas vacaciones en un momento posterior, una vez que haya recibido el alta médica, con independencia de que este proceso se hubiese iniciado durante el periodo vacacional del trabajador o antes.

Es decir, no importa que el trabajador haya enfermado antes o después de coger las vacaciones, si el médico de cabecera ha expedido la baja médica, el trabajador tiene derecho a disfrutar de sus vacaciones cuando esta termine.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal