lunes, 31 de marzo de 2014

¿Más vale un mal acuerdo que un buen juicio?

Menea este post en Meneame.net
Dice el saber popular que 'más vale un mal acuerdo que un buen pleito', dejando en evidencia la desconfianza de la ciudadanía ante esta vía de solución de conflictos.

Algunas personas prefieren sacrificar algo de lo que 'reclaman' o pretenden conseguir, a cambio de obtener una satisfacción pronta, sin necesidad de acudir a juicio, de esta forma ahorran tiempo y costes, -aunque no de tasas judiciales, puesto que en la jurisdicción laboral, a pesar de la rumorología en los medios, salvo que se publique en el BOE otra cosa, a fecha del presente artículo, los trabajadores no pagan tasas judiciales por orden del Tribunal Supremo, que las anuló ya hace meses-.

Otra presión que atemoriza al trabajador como parte más débil del litigio, es la de asumir riesgos en juicios ofuscos o de difícil solución-, de este modo, un mal acuerdo en mediación, arbitraje o conciciliación, sería bastante para eliminar ese riesgo, y algunos trabajadores prefieren aceptarlo. Algunas veces estos acuerdos están mal formalizados y se convierten en un acto ilegal, como el típico "arreglamos los papeles del paro".

Las bondades de un acuerdo previo son varias, y además, para la conciliación no es obligatorio estar asistido por un abogado, pero no pueden hacerse las cosas al tun tun, menos teniendo en cuenta que el abogado de la parte contraria es capaz de aplastarnos como una hormiga. A tal efecto, recordad que podéis realizar vuestras consultas utilizando el formulario de consultas (aquí)y que también podéis contratar los servicios de un abogado en tu ciudad (aquí); tenemos colaboradores en casi todos los puntos de España.

La otra cara de la moneda es la de aquellos que ven perjuicios evidentes en renunciar a sus derecho con un 'mal acuerdo' y prefieren esperar un poco más de tiempo y hacer las cosas bien hechas en el Juzgado, antes que renunciar a parte de sus derechos. Es una opción muy válida también, sobre todo para litigios que resultan más claros, por ejemplo, un despido objetivo injustificado, donde el empresario ofrece una cantidad indemnizatoria menor, y el trabajador no la acepta por lo que prefiere ir a juicio, y en mi opinión, ir a juicio es ejercer la mejor opción si la demanda está clara. Si quieres las máximas garantías y derechos, no se puede tener un arco iris sin un poco de lluvia.

¿Cómo está la legislación en este sentido?
En las últimas reformas laborales han reforzado el apoyo a la solución de conflictos prejudiciales, con el propósito de dar una respuesta rápida a las partes del proceso, evitando también el colapso en los juzgados. Es decir, no se quiere solo que el conflicto 'se solucione rápidamente', sino también que 'haya menos juicios', aunque a fecha de hoy, la realidad sea que hay más juicios y se eternizan los plazos.

La conciliación extrajudicial es la vía para agilizar plazos, y está muy presente en la legislación del procedimiento laboral y en la nueva Ley Reguladora de la Jurisdicción Social (vigente desde 2011). De hecho, la conciliación previa en el SMAC es requisito previo a la presentación de la demanda judicial, -salvo algunas excepciones-, de igual forma que lo son las reclamaciones previas a la Administración Pública en el caso de los funcionarios y personal laboral de las Administraciones.

¿Necesito abogado?
No se necesita abogado, pero es muy recomendable estar asistido por uno para evitar que atropellen nuestros derechos y perderlo todo en una intentona por ahorrar unos euros.
Que la solución sea autónoma, (sin juez ni sentencia de por medio), no significa que la otra parte del litigio; -la empresa- sea fácil de convencer, aún menos cuando las nuevas reformas laborales han puesto a su abasto una serie de medidas favorables, como la eliminación de los salarios de tramitación, que obligaban a la empresa a abonar todos los salarios dejados de percibir por el trabajador, desde el despido hasta la declaración judicial de improcedencia del mismo. 

Dicho en otras palabras, a la empresa le da igual ir a juicio como no, puesto que los costes de una eventual condena son prácticamente los mismos (salvando las tasas que sí pagan las empresas), y de hecho, si la empresa tiene dificultades económicas, alargará el proceso cuanto más, mejor.

Recordad, vuestras consultas personales tienen salida mediante el formulario de consultas (aquí). También podéis contratar los servicios de un abogado en tu ciudad (aquí); tenemos colaboradores en casi todos los puntos de España.

2 comentarios:

  1. Un transportista autónomo dependiente (Trade) Pierde derechos si es titular de Tarjeta de Transportes o si su vehículo con carga incluida supera los 2000 kilos ?

    ResponderEliminar
  2. Un transportista autónomo dependiente (Trade) Pierde derechos si es titular de Tarjeta de Transportes o si su vehículo con carga incluida supera los 2000 kilos ?

    ResponderEliminar

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal