jueves, 27 de febrero de 2014

Despedida estando de baja médica por unas fotos de facebook de sus amigas

Menea este post en Meneame.net
En la hermosa ciudad de Avilés, fue despedida una trabajadora por simular una contractura cervical, y al perder su primer juicio, recurrió en el Tribunal Superior de Justicia, con sede en la aún más hermosa ciudad de Oviedo, y con idéntico resultado que en su primer juicio.

La trabajadora despedida, que prestaba servicios en un hotel, causó una baja médica e inició una situación de incapacidad temporal debido a una contractura cervical, el mismo día en que el hotel tenía programada una boda con 110 comensales, y coincidiendo con una despedida de soltera a la cual, la trabajadora estaba invitada.

El modus operandi de la trabajadora parece evidente, no quería trabajar porque tenía una despedida de soltera.

Lo malo vino cuando sus amigas publicaron fotografías en facebook, de las cuales se desprende que la trabajadora había cogido un avión para ir a Madrid, y había estado en el Parque Warner subiendo a varias atracciones, incompatibles con una contractura cervical, y visitando locales de ocio por la noche.

Se ordenó a un informático de la empresa investigar esas fotografías, a las cuales pudo acceder libremente, ya que no estaban bloqueadas por ningún sistema de privacidad de facebook, y el resultado debió fastidiar en cierto grado a la empresa, que decidió contratar a un detective privado para seguir a la trabajadora que aún seguía de baja médica.

Dos semanas después, la trabajadora salió de fiesta con sus amigas hasta las 6:20 am, según consta en el informe y en las fotografías que el detective privado realizó. Iba con tacones muy altos, se paseó por diversos locales y bailó al ritmo de la música, sin mostrar en ningún momento algún impedimento debido a su lesión cervical.

A los pocos días, la trabajadora recibió una carta por despido disciplinario justificando como falta muy grave la simulación de una enfermedad o accidente, tal y como reconocen tanto el Convenio Colectivo para la Hostelería del Principado de Asturias, como la jurisprudencia aplicable.

La trabajadora intentó defenderse, alegando su abogado, que las fotografías no podían obrar como prueba en el juicio, ya que se habían obtenido espiando a la trabajadora a través de páginas privadas de facebook, y por tanto debían entenderse ilícitas. También defendió que la trabajadora no ha simulado una contractura cervical, sino que esta fue real, no obstante, no le impidió realizar ciertas actividades como las descritas, puesto que no estaban contraindicadas por el tratamiento médico.

Tanto en primera instancia como en el Tribunal Superior de Justicia se rechazaron estos argumentos y se desestimaron la primera demanda y el posterior recurso de la trabajadora, admitiendo el despido disciplinario y sin indemnización alguna.



Recordad que podéis realizar vuestras consultas utilizando el formulario de consultas (aquí)y que también podéis contratar los servicios de un abogado de tu ciudad (aquí); tenemos colaboradores en casi todos los puntos de España.


En el siguiente artículo, vamos a pegarle la vuelta a la tortilla, y vamos a explicar cuando, a pesar de estar de baja médica, no es desleal realizar ciertas actividades, mientras no perturben la curación del trabajador, ni evidencien su aptitud laboral.

1 comentarios:

  1. Si hozo eso, realmente se merece el despido..... cuánta gente hay ahora mismo en este país que estaría dispuesta a trabajar en su puesto, y va esta tía y sale de fiesta, etc.

    Obvio puede salir a comer y estar con su gente, pero hay límites... y por muy "ilícitas" que sean esas pruebas, es ridículo tener la caradura para replicar y excusarse.... la han pillado y punto...

    Ojalá pasase lo mismo con los políticos.... y aceptaran pruebas como las escuchas telefónicas y tal..... no como ahora.... vergonzoso!!!

    ResponderEliminar

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal