miércoles, 8 de enero de 2014

Resumen de la Historia del Trabajo

Menea este post en Meneame.net
El Derecho Laboral regula un fenómeno humano muy importante; el trabajo. Nadie hasta la fecha, ni siquiera los hippies, ha podido concebir una sociedad que funcione sin relaciones laborales entre las personas, aunque estas relaciones se han ido metamorfoseando a lo largo de la historia a medida que la realidad histórica de cada época introducía nuevas formas de concebir el trabajo.

El trabajo ha existido desde la antigüedad, en régimen de esclavitud, avanzando cronológicamente por las servidumbres agrarias, el conocido régimen feudal, el nacimiento del trabajo libre, con los gremios como clara manifestación del mismo, y la llegada de la Revolución Industrial que al contrario de lo que muchos se piensan, no supuso el nacimiento del capitalismo, sino que éste venía del siglo XV, como consecuencia de las riquezas provenientes de los imperios colonizados, pero sí que supuso un auge del mismo.

Podría decirse que el Derecho del Trabajo tal y como lo entendemos hoy, nace a partir del Movimiento Obrero y las revueltas sociales que caracterizaron la Europa del siglo XIX, y avanza con la intervención del Estado en las relaciones laborales, las cuales toman conciencia de la necesaria protección a los trabajadores, lo cual nos conduce a la actualidad, donde se continúa evolucionando, con nuestro actual sistema de la Seguridad Social. 

Lo que nosotros estamos viviendo en la actualidad, es una internacionalización del trabajo y su Derecho, que lleva desarrollándose imparablemente desde principios del siglo XX, con la creación de organismos internacionales y comunitarios, como la OIT, y de instrumentos como la Carta Social Europea que regulan los derechos de los trabajadores en ámbitos supranacionales, intentando de esta forma unificar unos parámetros de protección universales.

Frente al Derecho del Trabajo, encontramos el Derecho Social, la otra cara de la moneda. Un sistema de seguridad social garantiza, o debería de garantizar, unas prestaciones mínimas que permitiesen a todo ciudadano un nivel de vida decoroso. 

A pesar de las conquistas sociales, ni de lejos hemos llegado a un sistema social que pueda considerarse perfecto, de hecho, estamos muy lejos de cumplir las cotas que nuestras normas fundamentales exigen, como las dispuestas en la Constitución Española o la antes citada Carta Social Europea.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal