jueves, 9 de enero de 2014

El empresario aparente y levantamiento del velo

Menea este post en Meneame.net
En muchas ocasiones el trabajador no sabe exactamente quien es el sujeto para el que presta los servicios, es decir, no conoce la identidad de su empresario. Sí que existe una persona que le manda las tareas, pero no sabe quién es el empresario, y por tanto, no sabe a quien tiene que dirigirse para reclamar o demandar el cumplimiento de ciertas obligaciones, tanto laborales, como obligaciones con la Seguridad Social o en materia de salud y prevención laboral.

Para resolver este problema existen varios mecanismos. Cabe citar el art. 103.2 de la Ley del Procedimiento Laboral expone que si se promueve una demanda contra una persona que erróneamente se ha creído que es el empresario, y en el juicio, se demuestra que era una tercera persona, es posible promover demanda contra esa tercera persona, aunque haya pasado el plazo para ello, que contará sólo desde que se tenga identidad del nuevo empresario.

La jurisprudencia también establece sus mecanismos para descubrir al verdadero empresario, por ejemplo, la teoría del levantamiento de velo. Esta teoría se aplica frecuentemente a los grupos de empresas, que son aquellas que presumen actuar como una sola sin que ello sea cierto, y se les exige en este caso, responsabilidad solidaria a todas ellas.

Esto ocurre mucho, que las multinacionales que tienen filiales en distintos países, con personalidad jurídica propia, pero sin embargo, actúan de manera integrada como una sola empresa. Esto puede menoscabar o burlar los derechos de los trabajadores, por ejemplo, facturando a nombre de una empresa matriz, y recogiendo un balance contable negativo en la empresa filial, lo cual facilitaría el despido objetivo, y la disminución de la indemnización a percibir.

También es posible, y de hecho ocurre, que una empresa decide crear otra empresa ficticia, arruinando contablemente a la misma, para evitar el cumplimiento de multitud de obligaciones. Teóricamente, al ser sociedades mercantiles, tener personalidades jurídicas distintas y la responsabilidad limitada en cada una de ellas, no debería responder una por la otra, pero en la práctica, y en aplicación de la doctrina de "levantamiento de velo" o lifting the veil, esto no sería así, y la empresa defraudadora acabaría pagando por la empresa ficticia.




Vuestras consultas serán atendidas utilizando el formulario de consultas (aquí)y también podéis contratar los servicios de un abogado de tu ciudad (aquí); tenemos colaboradores en casi todos los puntos de España.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal