martes, 1 de enero de 2013

Esta es nuestra empresa (1): Plantilla

Menea este post en Meneame.net
Muchos de los artículos de Laboroteca explican los rifirrafes que puede surgir en la relación laboral que tiene un trabajador con una empresa. Para ponerle cara y ojos a esta realidad (la realidad empresarial española), hemos creado nuestra empresa ficticia; en este artículo te presentamos a nuestra plantilla.

También hemos hecho un artículo sobre el Diccionario Laboroteca, donde puedes consultar los conceptos más frecuentes que irás encontrando a lo largo de éste, nuestro blog.

* El contenido de este artículo está redactado con un toque de humor, para hacer más llevadera la lectura de nuestros artículos. Por favor, si te sientes aludido-a, no tienes porque ofenderte, al fin y al cabo, solo queremos explicarte tus derechos laborales.


PLANTILLA

Abundio: Chico tímido e ingenuo. No entiende como sale perjudicado de cualquier situación. Está convencido de que el universo ha estado varios millones de años recogiendo marrones para tirárselos encima. Obviamente no conoce Laboroteca y no sabe defender sus derechos. Realiza las funciones de contable, pero en la oficina todos los años le obligan a hacer las tarjetas de felicitaciones de navidad para 400 clientes.

En virtud de este trabajador si acuño la frase "Eres más tonto que Abundio".




La Pepi: Secretaria-administrativa dedicada a la introducción de datos y a coger el teléfono, con una adicción compulsiva de comentar fotos del facebook.
Domina word, acces, excel y facebook. Tiene nociones avanzadas en smartphones, tables y androids.

Toma 6 cafés al día y se fuma 15 cigarros durante su jornada laboral.




Pepito CCOO: Es el delegado sindical electo de la empresa, afiliado a CCOO y con una retribución bruta de 45.000 euros anuales y con una antigüedad en la empresa de 20 años.

Conoce sus garantías como delegado sindical, conoce sus derechos adquiridos en la empresa y sabe que tiene que defender los intereses legítimos de los trabajadores, sin embargo en época de crisis todo le parece un "marrón" y tiene una fobia desmedida a ser despedido, por lo cual siempre "aconseja no hacer nada".





Pedante karma 300: Típico trabajador que va de listillo, cotillea con los trabajadores por lo bajini los chismorreos que afectan a la vida laboral o personal de otro trabajador. Se asegura a si mismo conocer las respuestas a todas  las preguntas de empresa, aunque lo cierto es que habla de lo que no sabe, en base a conocimientos que no tiene, y por eso se equivoca el 80% de las veces que abre la boca.




Sr. Patato: Trabajador sin cualificación, pero que debido a su antigüedad ha sido nombrado encargado de sección, por lo que se siente tremendamente orgulloso. Su afán por mantener su estatus de "encargado" en la sección le lleva a hacer todo lo que le mandan sus jefes (hacer horas extra gratis, ser el mensajero de malas noticias, organizar tareas de tensión entre trabajadores, etc.).

En realidad sus jefes quieren que se coma todos los marrones de la empresa y por eso le inflan su autoestima con una categoría medianamente superior a la de sus compañeros, y un "plus funciones" de 150 € mensuales.




Empresaurio: El término "empresaurio" fue acuñado por la Prof. Mariela Marenco, de Uruguay, en su libro "Empresaurios en Extinción". El término califica la actitud de aquellos empresarios cuyo estilo de gestión ha quedado desfasado. Laboroteca simpatiza con este concepto refiriéndose a empresarios que creen que pueden aplicar derechos laborales de época Franquistatécnicas de la Gestapo y opresión de derechos Pinochetista.

En realidad las funciones ordinarias del empresario no tiene nada que ver con la actividad principal de la empresa. Sus funciones se centran en maquinar la forma de reducir los costes laborales y fiscales a costa de los derechos de los trabajadores.







1 comentarios:

  1. Todo correcto, sólo comentar que en Salamanca, España, a principios de los 90, en mi círculo social era muy habitual escuchar y emplear el término empresaurio. Supongo que es un juego de palabras bastante fácil, que sale solo y que por ello habrá surgido espontáneamente en muchos lugares y momentos distintos. Sin menoscabo de la profesora Marenco, de quien no había oído palabra hasta hoy, otorgarle la autoría de este término (a ella o a cualquier otro) me parece erroneo.

    ResponderEliminar

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal