martes, 15 de enero de 2013

El acoso laboral y los mobbers silenciosos

Menea este post en Meneame.net
El lugar de trabajo es donde pasamos la mayor parte del día. El ambiente es rutinario y convivimos con las mismas personas día tras día. Esto hace que las relaciones laborales sean por lo general complicadas, en algunos aspectos y en mayor o menor medida.

Todos hemos tenido algunos rifirrafes con nuestro superior o con nuestros compañeros de trabajo, lo cual en pequeñas dosis no es más que un "gaje del oficio".

La cosa se complica en la medida que las tensiones aumentan de intensidad y de frecuencia, los hostigamientos se repiten y cada vez resultan más incómodos o lesivos; esto es lo que se conoce como acoso laboral o mobbing. (Aquí puedes consultar como se extingue un contrato en caso de mobbing)

El mobbing es un tipo de violencia psicológica, -o incluso física-, conocido como "psicoterror laboral" que se da en entornos de los cuales nos resulta muy difícil escapar, por ejemplo en clase o en el trabajo. Poco importa si el mobber es un compañero de trabajo un superior jerárquico o incluso un subordinado. El objeto del mobbing suele ser el mismo: "eliminar y/o rebajar al trabajador mediante el daño psicológico", en algunos casos con intención de hacerle cesar de su cargo, por lo que el hostigamiento se convierte en una verdadera alternativa al despido.

Nuestro primitivo sistema tardó mucho tiempo en reconocer el mobbing como un daño psicológico contra el cual había que luchar, y lo hizo mediante una reforma en el Código Penal, aunque los primeros en reconocerlo fueron los Tribunales. Así, la jurisprudencia reconoce el mobbing como las conductas de hostigamiento que se repiten frecuentemente - al menos una vez por semana - y que vienen produciéndose durante al menos seis meses.

Probar la existencia del mobbing no es algo sencillo, puesto que recabar pruebas suficientes que indiquen indicios claros de este fenómeno, realmente no es algo que suela pasar por la cabeza de la víctima hasta que el daño está demasiado consolidado. En la mayoría de casos, si llegamos a un juicio, nuestros compañeros de trabajo, aunque sean contrarios a el hostigamiento al que nos vemos sometidos, no van a declarar en contra de la empresa por miedo a las represalias, y por tanto se convierten en testigos mudos que no sirven absolutamente para nada en nuestras pretensiones. Por tanto probar el mobbing es algo de lo que nos tendremos que responsabilizar, aportando todo tipo de pruebas que estén en nuestras manos, incluso grabaciones ocultas, permitidas por la jurisprudencia constitucional, y de las cuales hablamos en otra entrada.

La prueba sobre el mobbing se complica cuando el acosador es lo que se conoce como mobber silencioso, o como yo los acuño false friend. Este tipo de acosador es un profesional de la violencia psicológica, que actúa sigilósamente sin dejar una huella clara sobre la existencia del mobbing. Este tipo de sujeto puede actuar cordialmente cuando esté frente a nosotros, mientras extiende rumorologías ante el resto de trabajadores que atenten contra nuestra dignidad o cualidades, intentando excluirnos así del resto del grupo.

Si se trata de un superior, que pretende hacernos dimitir de nuestro puesto de trabajo sin pagar indemnización por despido, utilizará otras técnicas; una técnica utilizada es no atribuir ninguna labor al trabajador, por lo cual éste permanecerá las ocho horas parado sin realizar ninguna labor. En el caso contrario atribuirá tareas en exceso o obligará su cumplimiento en un plazo imposible. O bien atribuirá tareas que el trabajador no está cualificado para realizar, ocasionándole así, un estado de desesperación. Cualquier cosa que sirva para desquiciar al trabajador, puede ser utilizado por un superior sigiloso.

Hay muchos tipos de mobbers y de modus operandi. En la parte inferior, puedes encontrar entradas relacionadas sobre el acoso laboral..

Para ayudarte a solucionar cualquier situación de acoso laboral, ya sea judicial o extrajudicialmente,  puedes realizar tus consultas utilizando el formulario de consultas (aquí)y también puedes contratar los servicios de un abogado de tu ciudad (aquí); tenemos colaboradores en casi todos los puntos de España.

_____________________________________________________________________________


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal